SOMOS SU 
ÚNICA 

ESPERANZA

SOBRE NOSOTROS

Quiénes somos

Invertimos nuestros mayores esfuerzos en cambiar la percepción que llevó a este animal a la extinción, informando y educando sobre su comportamiento solitario y elusivo, especialmente en las áreas más favorables para la especie, con el objetivo de facilitar la convivencia entre las actividades humanas y la vida salvaje, para hacer posible su reintroducción en el norte de la península ibérica.

En los  territorios rurales donde habitaba el lince boreal y que se encuentran dentro de un área idónea para su reintroducción, invertimos nuestros mayores esfuerzos para facilitar la convivencia entre las actividades humanas y la vida salvaje.

Este programa es nuestro compromiso con los ganaderos y pretende recuperar métodos de protección del ganado que en algunas zonas han sido olvidados o se han dejado de utilizar por la desaparición de los grandes depredadores, así como ofrecer nuevos e innovadores métodos que resulten efectivos.​ 

A- Uso de Perros Guardianes de Rebaño 

La protección de rebaños mediante el uso de perros de guarda es esencial e imprescindible ya que la sola presencia del perro guardián ayuda a minimizar el contacto con otras especies de animales salvajes que pueden transmitir enfermedades al ganado, y, en la actualidad, no solo previene ataques de grandes carnívoros, sino que también protege de posibles ataques de perros asilvestrados e incluso de algún zorro atrevido que pueda atacar a algún animal joven. 

Es importante entender que los depredadores siempre van a estar. Eliminarlos NO es la solución. 

De modo que en colaboración con el Instituto Pirenaico del Perro de Montaña de los Pirineos entregamos estos fieles compañeros a los ganaderos que convivan con los linces reintroducidos y tengan miedo de sufrir ataques. De este modo, a pesar de que el lince es un animal muy elusivo, con la simple presencia del perro conseguimos reducir al mínimo cualquier posibilidad de acercamiento de este a los rebaños.

Estos guardianes son perros de trabajo, no se puede usar a cualquier individuo para proteger al rebaño. Se debe seleccionar y adiestrar al perro adecuadamente. El cachorro deberá pasar un periòdo de crianza llamado “impronta” donde vivirá con el rebaño y tendrá el menor contacto posible con los humanos. De este modo se genera un apego hacia su futura familia, el ganado, y no hacia las personas. A parte del adecuado adiestramiento, estos perros tienen que ser de carácter fuerte, valientes e independientes. Tienen que estar libres de cualquier enfermedad, ser ágiles y estar preparados para vivir en el exterior. Por estos motivos, la cría y selección de estos perros es fundamental y se debe llevar a cabo por profesionales. 

B- Vallados eléctricos

Junto con los perros, el vallado eléctrico es necesario para  la seguridad del ganado. El vallado se usará sobretodo durante las horas nocturnas y en los momentos que el pastor lo necesite. 

Las vallas eléctricas constan de una serie de varillas de metal o plástico que sostienen los hilos que transmiten la corriente eléctrica, además de un alimentador y un electrificador que distribuye el impulso eléctrico. Estas vallas son muy ligeras y fáciles de desmontar y de instalar, además tienen un bajo coste. Sin embargo, su eficacia es muy elevada, tanto que han evitado casi totalmente los daños en las explotaciones que las utilizan.

 

C- Construcción de Rediles 

Los rediles son recintos cerrados en los que los pastores guardan al ganado.Estos tienen el propósito fundamental de proteger a los terneros durante sus primeras semanas de vida. Son rediles especiales, construidos con más de dos metros de altura y firmemente anclados al suelo. De esta manera se anula cualquier posible ataque por la dificultad del acceso. 

D- Collares GPS

Durante el día, si no se dispone de un pastor, se recomienda el uso de collares GPS en los animales (al menos en uno o varios individuos) para controlar la ubicación de los rebaños.

E- Collares detectores de frecuencia cardíaca 

Estos collares que se colocan en el ganado doméstico, disponen de un pulsómetro que detecta si los animales sufren alguna alteración que pueda ser debida a la presencia de un depredador.

F- Granadas de CO2

Las granadas sonoras de aire, son totalmente inofensivas. Estas, emiten un fuerte sonido al detonar y resultan efectivas para ahuyentar a los depredadores.

Indemnización de posibles daños al ganado

Somos la primera ONG dedicada

a educar y concienciar sobre el lince boreal con el objetivo de reintroducirlo en el norte de España por el bien del ecosistema.

Nuestra 

misión

"Programa Convivencia" Coexistir con la vida salvaje

 

El lince boreal entra dentro del Decreto 176/2007, de 31 de Julio, regulador de los procedimientos de compensación de daños y perjuicios causados a la ganadería.

Lo que significa, que se compensaría económicamente al titular de la explotación ganadera si el lince provocara algún tipo de daño al ganado.

Por otra parte, a menudo hay que hacer limitaciones a la actividad agrícola o ganadera por la presencia de especies protegidas de la fauna salvaje. Esta limitación también se compensa económicamente.

Fundamento Legal:

El Decreto 176/2007, de 31 de julio, regulador de los procedimientos de compensación de daños y perjuicios causados a la agricultura y la ganadería por especies animales protegidas de la fauna salvaje autóctona considera:

  • Daños a la ganadería

  • Daños a la agricultura

  • Limitaciones a la agricultura 

Estas son las condiciones para poder recibir compensación según el Decreto 176/2007:​

  • ​Que la especie causante esté incluida en el Anexo I del Decreto 176/2007 (como es el caso del lince boreal)

  • Que se haya intentado prevenir el daño: “que los daños sean debidamente justificados y no imputables, directamente o indirectamente, en acciones u omisiones previas a la producción del daño de quien lo reciba o de terceros” (artículo 9.3 de la Ley 12/1985)

  • Que la tramitación se haga correctamente (plazos, etc)
     

Todas las solicitudes son comprobadas para ver si realmente ha sido la especie protegida la causante de los daños y no otras circunstancias.

Medidas que se tomarían para prevenir ataques de lince:
 

  • Agrupamiento de rebaños en pletas cercadas y electrificadas con la vigilancia de un pastor, y dos ayudantes de pastor.

  • Cesión de perros guardianes de ganado entrenados para la vigilancia y protección de los rebaños.

  • Entrega de collares detectores de frecuencia cardíaca para el rebaño.

  • Teléfono de contacto de ayuda de la Asociación.